Esta nueva tecnología promete alterar completamente nuestras nociones actuales sobre manufactura, experimentación e innovación, distribución, comercio, cocina y provisión de repuesto. Los avances impactan, incluso, más allá de la estratósfera.
Estos son los 10 avances revolucionarios que ya están en marcha, aunque las posibilidades a futuro son casi ilimitadas.
 

El Futuro de la Impresión 3D

1 - Nuevos materiales
Los desarrollos actuales permiten imprimir casi cualquier cosa: cerámica, vidrio, madera, cemento, oro, comida y hasta células vivas. Otro aspecto novedoso, sobre el que se investiga mucho, es la combinación de materiales diferentes. Por ejemplo, la compañía Stratasys lanzó una impresora 3D, la 3D J750, que permite utilizar hasta seis elementos en simultáneo. Cuenta además con una paleta de 360 mil colores, diferentes texturas y la posibilidad de imprimir objetos rígidos, flexibles, transparentes u opacos.
2 - Cambio de escala
Las impresiones 3D sobrepasan el tamaño estándar y logran, desde grandes volúmenes - como puentes, casas, autos - hasta partes pequeñas y de alta presión, como un microscópico.
3 - Eficiencia
Otras ventajas son la posibilidad de hacer productos diferentes al precio de uno seriado y de evitar, tanto el ensamblaje posterior, como el montaje y los posibles puntos de ruptura. Esto reduce los costos de fabricación.
4 - Fácil de usar
No se requerirán conocimientos técnicos especializados para utilizarla. La máquina es inteligente y sabrá qué debe hacer
5 - Innovación en salud
En la actualidad se imprimen distintos tipos de prótesis y se está yendo más allá con la generación de tejido vivo. La impresión de órganos ya ha sido probada con éxito en ratas y puede esperarse que sea aplicable a humanos en el futuro.
6 - Shopping 24hs... en casa
¿Para qué salir a comprar un peine, una sartén o una campera si podes imprimirlo en la comodidad de tu hogar? Esto va a revolucionar el modo en que compramos, vendemos y distribuimos productos.
7 - Customización
Con sello propio. Se abrirá la posibilidad de adaptar los productos masificados a nuestro gusto. ¿Necesitas un par de zapatillas o un mueble para tu casa? Pues bien, en base al diseño original, podrás elegir colores, materiales y agregados que los hagan únicos y a tu medida.
8 - Adiós a los desperdicios
La impresora 3D genera sólo las formas precisas, se evita así el material sobrante, propio de la manufactura convencional.
9 - Comida
La posibilidad de imprimir nuestra cena no sólo pone en jaque a los deliverys, sino que promete ser una gran solución para evitar el enorme desperdicio de alimentos que existe hoy en el mundo (se calcula que el 40% de la comida producida termina en los basureros). Además, esta tecnología permite introducir medicación y adaptar fácilmente las recetas a las necesidades nutricionales de cada individuo. Otra ventaja es que ayuda a controlar mejor el tamaño de las porciones e ingredientes que ingerimos. Las impresoras de comida 3D son una realidad y se calcula que, en pocos años, serán un electrodoméstico más de nuestras cocinas.
10 - Soluciones más allá de la estratósfera
Un desperfecto técnico no es mayor trastorno para nosotros. Pero imaginen que estamos en la Estación Espacial Internacional, entonces sí sería todo un problema. En esto pensaron los fundadores de Made in Space y crearon la primera impresora 3D para el espacio. No se las vieron nada fácil ya que tuvieron que desafiar las leyes de gravedad. Sin embargo, lograron hacerlo y plantaron así otra bandera de triunfo de esta nueva tecnología exponencial.